19 junio, 2006

Arpegios

Tras haber ensayado acordes (mayores y menores) y con la escala jónica, voy a hacer un inciso para explicar qué es un arpegio. Para empezar, ¿qué es un arpegio? Arpegio es la sucesión más o menos acelerada de los sonidos de un acorde (definición de la RAE).

Ahora hagamos útil esta definición de forma que, tras leer esta entrada, seáis capaces de practicar arpegios. Para empezar lo primero sería dominar los acordes, ya que los arpegios precisan de un cambio bastante rápido de unos a otros. Además, los acordes con cejilla los debéis de tener muy trillados, de forma que suenen perfectos, ya que si no suenan muy nitidos y cristalinos, el arpegio sonará muy, pero que muy feo. Por tanto ya sabéis que hacer con la mano izquierda: acordes.

Ahora pasemos a la mano derecha. Suponiendo que tocamos con púa, debemos hacer barridos de forma que suene cada nota (cada cuerda) seguida una de otra, no en conjunto, sino de forma consecutiva. Para poner un ejemplo de cómo debería hacerse, supongamos que queremos tocar el acorde de DoM arpegiado, desde la cuerda suya más grave a la más aguda y vuelta. Deberíamos inclinar la púa de forma que veamos la punta de ella y comenzar a deslizarla por las cuerdas, desde la 5ª a la 2ª. En el momento de ir a tocar la 1ª, debemos dar la inclinación contraria a la púa, de forma que no veamos la punta, sino el extremo contrario, con el que no se toca y haríamos el mismo barrido desde la 1ª hasta la 5ª. Si hubiéramos querido volver a hacer un barrido de la 5ª a la 1ª, para tocar la 5ª cuerda deberíamos haber hecho previamente el cambio de inclinación de la púa tal y como hicimos antes para la 1ª cuerda. Para que tengáis una idea visual del movimiento, sería como dar pinceladas de arriba a abajo y vuelta, girando sólo la muñeca.

Como podréis comprobar, el sonido que emite es muy agradable, porque resulta muy fluído y lleno de matices. Si practicamos mucho los arpegios, podremos variar la dirección en la que movemos la púa, saltar cuerdas al tocar, cambiar notas del acorde para que suenen diferentes la subida y la bajada o mil ideas más que se nos puedan ocurrir. Además, practicando los arpegios, facilitamos la tarea posterior de aprender a utilizar una técnica denominada sweep picking, que para no liaros más, podríamos decir que se trata de algo así como arpegiar una escala (para mi gusto, una de las técnicas más compicadas).

Por último, como curiosidad, por si os preguntáis la razón por la que se llama arpegio a esta técnica que acabamos de ver... Proviene de la palabra arpa, porque con ese instrumento esta forma de tocar es muy habitual. Entonces se pensó que tocar así en otro instrumento sería algo parecido a simular el sonido del arpa.

3 Comentarios:

  • Mira ya he aprendido algo nuevo, es muy curioso eso del sonido de los arpegios vinculados al arpa, habrá tb violonegios¿? XD...Fuera bromas, tb elogiar (pa k veas k no m meto en demasía contigo :P)la foto escogida de Picasso de su serie Azul. Buena elección artística ;)

    Por Blogger Jessica, a la infame hora de 19 junio, 2006 17:27  

  • Pos yo me cago en los arpegios con sweep picking. Tengo problemas serios con mi paciencia, jajaja. Ahora en vacaciones me pongo seriamente

    Por Anonymous Sergio, a la infame hora de 20 junio, 2006 14:39  

  • Buh, odio el sweep picking... Me resisto a saberme todos los modos, griegos y los otros...

    Te puse en mis links...

    Por Blogger Fender San, a la infame hora de 01 agosto, 2006 13:55  

Publicar un comentario

<< Inicio


 

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.